top of page
  • Foto del escritorMónika Melo

“La Alianza Digital UE – CELAC y su rol en fomentar una economía bi-regional”

[Ponencia realizada en la Comisión de Asuntos Económicos, Financieros y Comerciales de la Asamblea Parlamentaria Eurolatinoamericana (Euro-Lat) del Parlamento Europeo, el 31 de octubre de 2024]


Al referirnos al fomento de una economía bi-regional implicamos analizar la interacción económica y las dinámicas entre dos regiones particulares, en el caso que nos ocupa, entre la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, a los fines de optimizar las relaciones económicas entre ambas.


¿Y por qué optimizar esas relaciones? La respuesta inmediata es simple, “crecimiento económico”; sin embargo, procede ahondar un poco más en el concepto.


La optimización de una economía bi-regional resulta de gran importancia pues contribuye tanto en aspectos económicos como sociales de ambas regiones impactando positivamente de manera indirecta en la economía global.


Ahora bien, lo que estamos analizando hoy no es una optimización pura y simple de estas economías bi-regionales, sino la que se generará o debe generarse en virtud de la alianza digital acordada entre la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños a principios de año, es decir, el fomento de lo que se ha llamado una “economía digital”.


La Alianza Digital entre la Unión Europea y América Latina y el Caribe es un marco de cooperación informal basado en valores compartidos, abierto a todos los países de América Latina y el Caribe (ALC) y a los Estados miembros de la Unión Europea (UE), quienes podrán participar a través de sus respectivos gobiernos y agencias relacionadas con la agenda digital particular.


A unos 18 años de haberse aprobado la primera Agenda Digital para América Latina y el Caribe, y 5 de la segunda, quedan pendientes múltiples desafíos, sobre todo ante el crecimiento exponencial que han experimentado las tecnologías digitales. Como bien indicó la CEPAL en 2018, la integración de nuevas tecnologías ha dado lugar a un “nuevo sistema digitalmente entrelazado en el que se integran e interactúan modelos de ambos mundos [refiriéndose a economía tradicional y economía digital], lo que da como resultado ecosistemas complejos que se encuentran en proceso de adecuación organizativa, institucional y normativa.” (CEPAL, 2018). De ahí la importancia, entre otras cosas, de haberse concretado la alianza digital entre la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.


Y ¿cómo una alianza digital entre la Unión Europea (UE) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) podría ayudar a fomentar una economía digital bi-regional?, citamos a continuación diversas posibilidades:


1. Cooperación en políticas digitales: La alianza podría promover la cooperación en la formulación de políticas y regulaciones que fomenten un entorno propicio para la economía digital. Esto incluye ente otras cosas, la armonización de estándares, la protección de datos, la ciberseguridad, así como la promoción de la inversión en tecnologías digitales.


2. Facilitación del comercio digital: La eliminación de barreras comerciales y la simplificación de los procedimientos. En ese sentido, el comercio digital no solo fomenta las plataformas de comercio y de pago electrónico, sino que además fomenta áreas como el marketing digital, publicidad en línea, comercio móvil, entre otros. Además, se impulsan la especialización y eficiencia de los temas de logística involucrados en el comercio electrónico tales como manejo de inventario, transporte y entrega.


El impulso del comercio digital a su vez facilita el acceso a mercados, tendiendo a eliminar barreras y armonizar regulaciones para promover un flujo más eficiente de bienes y servicios digitales.


3. Desarrollo de infraestructura digital: La alianza podría apoyar proyectos de desarrollo de infraestructura digital, como la expansión de la banda ancha y la conectividad a Internet en áreas rurales y remotas de los países de la CELAC.


4. Promoción de la innovación: Con colaboración en investigación y desarrollo, la transferencia de tecnología y la promoción de ecosistemas de startups que puedan estimular la innovación en ambas regiones. La inversión conjunta en tecnologías emergentes, como la inteligencia artificial, la biotecnología y las energías renovables, puede impulsar el crecimiento económico y la competitividad.


5. Capacitación y educación digital: Iniciativas conjuntas de capacitación y programas educativos pueden ayudar a cerrar la brecha de habilidades digitales y promover y contribuir a la formación de una fuerza laboral altamente cualificada y adaptada a las demandas de la economía digital. A veces se subestima o se da por sentado el conocimiento en estos temas, quedando por tanto la instrucción otorgada en nuestras escuelas y universidades en conocimientos básicos que no logran ser lo suficientemente robustas de cara a las necesidades de las empresas en términos de fuerza laboral tecnológicamente capaz.


6. Fomento de la inversión: La atracción de inversiones en tecnología y startups a través de programas de apoyo financiero y la creación de un entorno favorable para la inversión, puede impulsar el crecimiento de la economía digital.


La alianza puede fomentar la inversión en empresas tecnológicas y startups en ambas regiones. Esto se puede lograr mediante acuerdos de inversión, alianzas público-privadas, la creación de fondos de inversión conjuntos o la promoción de oportunidades de inversión en el sector digital.


7. Ciberseguridad y protección de datos: La cooperación en ciberseguridad y protección de datos es esencial para garantizar la confianza en las transacciones y la protección de la privacidad. La alianza podría promover estándares comunes y mecanismos de intercambio de información en materia de seguridad cibernética.


8. Promoción de la inclusión digital: La alianza podría trabajar en conjunto para garantizar que el acceso a la tecnología y la economía digital sea inclusivo, especialmente en áreas rurales y comunidades marginadas. Esto podría incluir la expansión de la conectividad a Internet y la creación de programas de inclusión digital.


9. Sostenibilidad y medio ambiente: La colaboración en tecnologías verdes y sostenibilidad ambiental puede ser un área de enfoque importante, especialmente en el contexto de la lucha contra el cambio climático. Ambas regiones pueden trabajar juntas en soluciones digitales para abordar desafíos medioambientales.


10. Intercambio de mejores prácticas: Compartir experiencias y mejores prácticas en el desarrollo de la economía digital entre la UE y la CELAC puede acelerar el proceso de transformación digital en los países de ambas regiones.


La alianza digital entre la Unión Europea y la CELAC tiene el potencial de beneficiar a ambas regiones en los términos antes indicados. Sin embargo, es importante destacar que las estrategias y enfoques específicos dependerán de las circunstancias y prioridades de cada país y región, sus capacidades y posibilidades. Por lo tanto, cualquier iniciativa de este tipo requerirá un diálogo constante y una colaboración efectiva entre ambas regiones y sus países, para alcanzar los objetivos esperados.


Sin embargo, no quiero terminar sin destacar que, si bien se precisa de una voluntad país y diálogos y acuerdos entre naciones, es pertinente que el sector privado asuma también su rol en la optimización de esta alianza. Estamos convencidos de que el sector privado es el gran catalizador del desarrollo de nuestros países, su rol no debe ser reactivo, sino más bien activo en promoción y apalancamiento de esta alianza, de cara al fomento del desarrollo sostenible de nuestras naciones.


Finalmente, esta alianza puede desempeñar un papel fundamental en el fomento de una economía bi-regional, promoviendo la innovación, el comercio digital, la inversión, la educación y la cooperación en áreas clave de la economía, lo cual puede beneficiar tanto a las empresas como a los ciudadanos de ambas regiones, fortaleciendo la colaboración y el crecimiento económico.




FUENTES


CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) (2018), “Agenda Digital para América Latina y el Caribe (eLAC2020)”, Cartagena de Indias, abril [en línea] https:// conferenciaelac.cepal.org/6/sites/elac2020/files/cmsi.6_agenda_digital.pdf.

CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) (2022), “Tecnologías Digitales para un Nuevo Futuro”, https://repositorio.cepal.org/server/api/core/bitstreams/879779be-c0a0-4e11-8e08-cf80b41a4fd9/content

31 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page